/ viernes 5 de enero de 2024

Niño duranguense afectado por uso de pirotecnia recibirá atención en la Fundación Shriners para niños con quemaduras

El pequeño originario del Mezquital, será apoyado para que las secuelas de quemaduras sean mínimas

Con gran éxito, se llevó a cabo el traslado del niño Arturo de 12 años de edad, a la Fundación Shriners para niños con quemaduras, ubicada en Galveston Texas, Estados Unidos, lugar en donde se le brindará la atención y rehabilitación requerida para disminuir las afectaciones que tuvo tras el uso de pirotecnia.

Fue el pasado 1º de enero del año en curso, cuando Arturo, originario del municipio del Mezquital, se encontraba manipulando fuegos pirotécnicos en compañía de otros amigos, en un momento de posible descuido, estos comenzaron a explotar y propiciaron en el pequeño diversas quemaduras.

Fue trasladado al Hospital Materno Infantil, donde los médicos lo atendieron y diagnosticaron con quemaduras superficiales de primer y segundo grado en cara, tórax anterior, mano derecha y miembros pélvicos.

Ante esta situación, el Gobierno de Esteban Villegas a través de la Secretaría de Salud, se comunicó con la Fundación Shriners para niños con quemaduras, que desde hace algún tiempo, apoya a las personas de escasos recursos y que sufren de este tipo de lesiones.

De inmediato se obtuvo una respuesta positiva este miércoles pasado, ya que médicos y paramédicos de la fundación, se trasladaron a la entidad duranguense, para llevar al pequeño Arturo y a su mamá a Galveston Texas, lugar en donde recibirá la atención, cuidados y rehabilitación necesaria, de manera gratuita, a fin que pueda tener una recuperación con las mínimas afectaciones en su cuerpo.

Con gran éxito, se llevó a cabo el traslado del niño Arturo de 12 años de edad, a la Fundación Shriners para niños con quemaduras, ubicada en Galveston Texas, Estados Unidos, lugar en donde se le brindará la atención y rehabilitación requerida para disminuir las afectaciones que tuvo tras el uso de pirotecnia.

Fue el pasado 1º de enero del año en curso, cuando Arturo, originario del municipio del Mezquital, se encontraba manipulando fuegos pirotécnicos en compañía de otros amigos, en un momento de posible descuido, estos comenzaron a explotar y propiciaron en el pequeño diversas quemaduras.

Fue trasladado al Hospital Materno Infantil, donde los médicos lo atendieron y diagnosticaron con quemaduras superficiales de primer y segundo grado en cara, tórax anterior, mano derecha y miembros pélvicos.

Ante esta situación, el Gobierno de Esteban Villegas a través de la Secretaría de Salud, se comunicó con la Fundación Shriners para niños con quemaduras, que desde hace algún tiempo, apoya a las personas de escasos recursos y que sufren de este tipo de lesiones.

De inmediato se obtuvo una respuesta positiva este miércoles pasado, ya que médicos y paramédicos de la fundación, se trasladaron a la entidad duranguense, para llevar al pequeño Arturo y a su mamá a Galveston Texas, lugar en donde recibirá la atención, cuidados y rehabilitación necesaria, de manera gratuita, a fin que pueda tener una recuperación con las mínimas afectaciones en su cuerpo.

Policiaca

Hay nuevas pistas de la lagunera Sugey; su madre recorre Culiacán

“No descansaré hasta dar contigo. Te amo”: Alma Hernández