/ miércoles 27 de septiembre de 2023

Sin clases, 3 mil escuelas en la sierra de Chiapas

En los municipios de Motozintla y Mazapa de Madero alrededor de 60 familias huyeron de sus hogares

TAPACHULA. Más de tres mil escuelas suspendieron las clases y decenas de familias abandonaron sus hogares por el recrudecimiento de la violencia en los municipios de la sierra de Chiapas, sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que “todo (es) normal. Ya se quitaron todos los bloqueos”.

Gabriel Ordóñez, secretario de organización de la sección 7 del SNTE-CNTE, indicó que debido a la violencia generada por cárteles aproximadamente cinco mil maestros han abandonado las aulas para salvaguardar la seguridad de la comunidad estudiantil.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Los municipios sin clases son Frontera Comalapa, Mazapa de Madero, Amatenango de la Frontera, Motozintla, Siltepec, La Grandeza, El Porvenir, en la zona fronteriza, además de Villaflores —en el centro del estado— donde la noche del lunes asesinaron a un comandante de la Fiscalía General de la República y hubo enfrentamientos.


En los municipios de Motozintla y Mazapa de Madero alrededor de 60 familias huyeron de sus hogares también por temor a la violencia, de acuerdo con pobladores. Acusan que los grupos delictivos cobran piso por dejarlos trabajar o los obligan a realizar actos vandálicos como la quema de vehículos y bloqueos para infundir temor entre la población y mantener el control en lugar de las autoridades.

Un joven, de quien se omite su nombre por motivos de seguridad, explicó que los delincuentes tienen controlada la zona, pues cortan o bloquean la energía eléctrica y la señal telefónica para mantenerlos incomunicados.

“En la primera oportunidad que tuvimos, cuando se reanudaron las corridas del transporte por breves lapsos, ahí aprovechamos y me traje a mi esposa y mis hijos a Huixtla. La situación está muy difícil y no quiero que le pase algo a mi familia”, manifestó.

Ervin Herrera Estudillo, integrante de la CNTE, indicó que el presidente López Obrador no quiere ver la realidad de la violencia en Chiapas.

Que visite los municipios de la Sierra, ya que es lamentable que con su discurso y declaraciones se burle de las familias que sufren por la disputa de los cárteles”.


Desde su conferencia mañanera de ayer, el Presidente dijo “yo conozco muy bien allá y conozco a la gente, y sé que van a ayudarnos en todo, que están con nosotros, pues. Se los puedo garantizar”.

En Siltepec, unas 10 mil personas tomaron las calles de la cabecera municipal para exigir a las autoridades de los tres niveles de gobierno que intervengan para llevar paz y frenar la violencia que lacera a la región de la Sierra Madre de Chiapas.

Con vestimentas blancas y múltiples pancartas, los pobladores de Siltepec y zonas aledañas suspendieron sus actividades para participar de manera voluntaria en la marcha que se considera histórica en la región, pues dijeron que ya no quieren vivir con miedo y encerrados en sus casas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Los participantes en la manifestación señalaron que no era posible que no pudieran transitar tranquilamente en las carreteras de esa región debido a los constantes bloqueos, asesinatos, robos, así como quema de vehículos, y lamentaron lo ocurrido hace unos días en Chicomuselo, donde comerciantes fueron sacados del mercado público municipal por hostigamiento de un grupo del crimen organizado.

"Señor Presidente ayúdanos a ser libres, queremos vivir en paz y caminar en las carreteras, pero el crimen organizado se ha apoderado de nuestra zona y algunos reclutan de manera forzada a jóvenes para que se integren a ese grupo, muchos jóvenes tienen que esconderse”, fueron algunas de las peticiones que hicieron los pobladores.

TAPACHULA. Más de tres mil escuelas suspendieron las clases y decenas de familias abandonaron sus hogares por el recrudecimiento de la violencia en los municipios de la sierra de Chiapas, sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en que “todo (es) normal. Ya se quitaron todos los bloqueos”.

Gabriel Ordóñez, secretario de organización de la sección 7 del SNTE-CNTE, indicó que debido a la violencia generada por cárteles aproximadamente cinco mil maestros han abandonado las aulas para salvaguardar la seguridad de la comunidad estudiantil.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Los municipios sin clases son Frontera Comalapa, Mazapa de Madero, Amatenango de la Frontera, Motozintla, Siltepec, La Grandeza, El Porvenir, en la zona fronteriza, además de Villaflores —en el centro del estado— donde la noche del lunes asesinaron a un comandante de la Fiscalía General de la República y hubo enfrentamientos.


En los municipios de Motozintla y Mazapa de Madero alrededor de 60 familias huyeron de sus hogares también por temor a la violencia, de acuerdo con pobladores. Acusan que los grupos delictivos cobran piso por dejarlos trabajar o los obligan a realizar actos vandálicos como la quema de vehículos y bloqueos para infundir temor entre la población y mantener el control en lugar de las autoridades.

Un joven, de quien se omite su nombre por motivos de seguridad, explicó que los delincuentes tienen controlada la zona, pues cortan o bloquean la energía eléctrica y la señal telefónica para mantenerlos incomunicados.

“En la primera oportunidad que tuvimos, cuando se reanudaron las corridas del transporte por breves lapsos, ahí aprovechamos y me traje a mi esposa y mis hijos a Huixtla. La situación está muy difícil y no quiero que le pase algo a mi familia”, manifestó.

Ervin Herrera Estudillo, integrante de la CNTE, indicó que el presidente López Obrador no quiere ver la realidad de la violencia en Chiapas.

Que visite los municipios de la Sierra, ya que es lamentable que con su discurso y declaraciones se burle de las familias que sufren por la disputa de los cárteles”.


Desde su conferencia mañanera de ayer, el Presidente dijo “yo conozco muy bien allá y conozco a la gente, y sé que van a ayudarnos en todo, que están con nosotros, pues. Se los puedo garantizar”.

En Siltepec, unas 10 mil personas tomaron las calles de la cabecera municipal para exigir a las autoridades de los tres niveles de gobierno que intervengan para llevar paz y frenar la violencia que lacera a la región de la Sierra Madre de Chiapas.

Con vestimentas blancas y múltiples pancartas, los pobladores de Siltepec y zonas aledañas suspendieron sus actividades para participar de manera voluntaria en la marcha que se considera histórica en la región, pues dijeron que ya no quieren vivir con miedo y encerrados en sus casas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Los participantes en la manifestación señalaron que no era posible que no pudieran transitar tranquilamente en las carreteras de esa región debido a los constantes bloqueos, asesinatos, robos, así como quema de vehículos, y lamentaron lo ocurrido hace unos días en Chicomuselo, donde comerciantes fueron sacados del mercado público municipal por hostigamiento de un grupo del crimen organizado.

"Señor Presidente ayúdanos a ser libres, queremos vivir en paz y caminar en las carreteras, pero el crimen organizado se ha apoderado de nuestra zona y algunos reclutan de manera forzada a jóvenes para que se integren a ese grupo, muchos jóvenes tienen que esconderse”, fueron algunas de las peticiones que hicieron los pobladores.

Local

“La clínica es nuestra” llegará a 22 unidades médicas en la laguna

Incluye a los municipios de Torreón, Matamoros, Viesca y Parras

Local

Donación altruista de sangre ayuda a salvar vidas: IMSS Coahuila

Se promueve constantemente en las unidades médicas de la institución

Policiaca

Joven discute con su novia, la mata y después se quita la vida

La tragedia, calificada como feminicidio, ocurrió este sábado en la Santiago Ramírez de Torreón

Torreón

Vivirán el Día del Padre en el Paseo Colón

Se ha prepara un programa especial de actividades para celebrar en familia