/ lunes 27 de noviembre de 2023

Fue combativa pero respetuosa la relación de Miguel Riquelme con AMLO

Asegura el Gobernador que él simplemente se ocupó en exigir lo que a Coahuila le correspondía

Como combativa pero respetuosa calificó el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís la relación que durante su gestión a punto de concluir mantuvo con el Gobierno Federal y en lo particular con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Habló al respecto de que él simplemente asumió su papel de exigir lo que a Coahuila le correspondía, como lo hizo al participar dentro de la llamada Alianza Federalista y luego cuando se quedó solo tras la desaparición de la misma.

Recordó que al frente del gobierno estatal siempre se pronunció en contra de los recortes presupuestales y en participaciones, así como de las implicaciones que enfrentaron los estados tras la desaparición de una gran cantidad de fondos y fideicomisos.

A manera de ejemplo de las complicaciones que durante los últimos años se han tenido que enfrentar, comentó que nada menos en este mes de noviembre Coahuila sufrió un recorte de aproximadamente mil 300 millones de pesos correspondientes a participaciones federales, e hizo ver que este tipo de impactos no solamente los ha padecido este sino en general todos los estados de la República.

No sin antes dejar en claro que al menos durante el tiempo que queda de la actual administración estatal no volverá a hacer declaraciones públicas, Riquelme Solís, refirió que presupuestalmente los estados fueron prácticamente estrangulados, mientras que fueron débiles los argumentos para la reducción de participaciones y nunca fue posible lograr ajustes en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Asimismo, dijo estar seguro de que aun cuando su postura ante la federación hubiera sido distinta a la que adoptó y siempre mantuvo, no se le hubiera concedido a Coahuila nada de lo que reclamó.

Agregó que se va de la gubernatura tranquilo por la manera en la que mantuvo su relación con el gobierno federal, a pesar de que no logró nada debido a que los recursos evidentemente están comprometido en los principales proyectos de López Obrador.

En cuanto a la relación que en lo personal estableció con el mandatario nacional, sostuvo que siempre, procuró tener con él un buen trato cada vez que visitó tierras coahuilenses, donde “nunca tuve un discurso con lisonja, siempre fui directo pero al grano”.

De acuerdo con Miguel Ángel Riquelme, lo más importante es que los coahuilenses se dieron cuenta de que debido a la reducción presupuestal los recursos federales no han fluido como se debiera a esta entidad, de lo cual, apuntó, el afectado no es el gobernador sino precisamente todos a quienes les dejaron de llegar los apoyos, como son las guarderías, los campesino, los investigadores en el área de la ciencia y tecnología y las universidades públicas.

Por otra parte, aseguró que durante los seis años de su gestión se logró realizar dos restructuras a la deuda pública estatal, como parte de las medidas que se tomaron para que, aún con esta carga el Estado saliera adelante.

Se hicieron reestructuras con las mejores tasas y se incrementaron los ingresos propios del Estado casi al doble, a cerca de nueve mil millones de pesos anuales, y eso permitió que se tuviera obra en todas las regiones, además de saldar proyectos, atender la pandemia y al final cerrar la administración sin sorpresa, explicó.

Como combativa pero respetuosa calificó el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís la relación que durante su gestión a punto de concluir mantuvo con el Gobierno Federal y en lo particular con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Habló al respecto de que él simplemente asumió su papel de exigir lo que a Coahuila le correspondía, como lo hizo al participar dentro de la llamada Alianza Federalista y luego cuando se quedó solo tras la desaparición de la misma.

Recordó que al frente del gobierno estatal siempre se pronunció en contra de los recortes presupuestales y en participaciones, así como de las implicaciones que enfrentaron los estados tras la desaparición de una gran cantidad de fondos y fideicomisos.

A manera de ejemplo de las complicaciones que durante los últimos años se han tenido que enfrentar, comentó que nada menos en este mes de noviembre Coahuila sufrió un recorte de aproximadamente mil 300 millones de pesos correspondientes a participaciones federales, e hizo ver que este tipo de impactos no solamente los ha padecido este sino en general todos los estados de la República.

No sin antes dejar en claro que al menos durante el tiempo que queda de la actual administración estatal no volverá a hacer declaraciones públicas, Riquelme Solís, refirió que presupuestalmente los estados fueron prácticamente estrangulados, mientras que fueron débiles los argumentos para la reducción de participaciones y nunca fue posible lograr ajustes en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Asimismo, dijo estar seguro de que aun cuando su postura ante la federación hubiera sido distinta a la que adoptó y siempre mantuvo, no se le hubiera concedido a Coahuila nada de lo que reclamó.

Agregó que se va de la gubernatura tranquilo por la manera en la que mantuvo su relación con el gobierno federal, a pesar de que no logró nada debido a que los recursos evidentemente están comprometido en los principales proyectos de López Obrador.

En cuanto a la relación que en lo personal estableció con el mandatario nacional, sostuvo que siempre, procuró tener con él un buen trato cada vez que visitó tierras coahuilenses, donde “nunca tuve un discurso con lisonja, siempre fui directo pero al grano”.

De acuerdo con Miguel Ángel Riquelme, lo más importante es que los coahuilenses se dieron cuenta de que debido a la reducción presupuestal los recursos federales no han fluido como se debiera a esta entidad, de lo cual, apuntó, el afectado no es el gobernador sino precisamente todos a quienes les dejaron de llegar los apoyos, como son las guarderías, los campesino, los investigadores en el área de la ciencia y tecnología y las universidades públicas.

Por otra parte, aseguró que durante los seis años de su gestión se logró realizar dos restructuras a la deuda pública estatal, como parte de las medidas que se tomaron para que, aún con esta carga el Estado saliera adelante.

Se hicieron reestructuras con las mejores tasas y se incrementaron los ingresos propios del Estado casi al doble, a cerca de nueve mil millones de pesos anuales, y eso permitió que se tuviera obra en todas las regiones, además de saldar proyectos, atender la pandemia y al final cerrar la administración sin sorpresa, explicó.

Torreón

Retoman programa de Control y Ordenamiento de Carromatos

Iniciará próximamente el plaqueo de vehículos de tracción animal

Local

Ve Gobernador de Coahuila incertidumbre en torno a Agua Saludable

Aun no hay claridad respecto a quien asumirá el costo operativo del sistema

Policiaca

A la alza venta y consumo de vapeadores en secundarias de Torreón

En escuelas públicas y privadas se ha convertido en un negocio

Policiaca

Madre logra juicio contra detenido por la desaparición de su hija tras 15 audiencias

“Hija, escucha, tu madre está en la lucha”, expresó María Guadalupe Pérez Ayala, mamá de la víctima

Local

Se manifiestan ejidatarios en la Procuraduría Agraria de Gómez Palacio

Señalan presuntas irregularidades al interior de esta demarcación que “debería velar por la estabilidad del campo y de los ejidatarios”