/ viernes 14 de julio de 2023

Don Agustín, creció y sigue vigente en el mercado José Ramón Valdés

Para el comerciante, lo más importante es dar una buena cara a los clientes siempre

Gómez Palacio, Durango (OEM).- En la frutería Medrano fundada en 1950, don Agustín Medrano Aguilera de 78 años de edad, quien llegó con sus padres a los 7 años, ha sido testigo de la transformación de este importante sitio de abasto y comida para personas que convergen en la zona rural y urbana de Gómez Palacio, Agustín fue curador de pieles para elaborar huaraches y desde pequeño le gustó el comercio y el trato con la gente.

Don Agustín Medrano recuerda que cuando él llegó al Mercado a ayudar a sus padres en la década de los años 50’s aún recuerda lo que a él le contaron sobre aquel feroz incendio registrado en 1947, de ahí a la fecha este sitio emblemático se ha venido transformando conforme avanzan los años.

Tenía yo siete años cuando llegué con mis papás, primeramente esto ya está todo renovado, el mercado ha sido modificado, si estuviéramos como más antes no cabríamos, eran locales chicos, de los locatarios de antaño ya solamente quedamos como unos siete u ocho, yo tengo 78 años, los acabo de cumplir en el mes de mayo, la descendencia de nosotros es francesa, de mi abuela, mexicana con un francés, mis padres se llamaban María de la Luz Aguilera Puentes y mi padre Agustín Medrano Camacho, mi papá fue revolucionario y eso me da mucho orgullo”.

“Aquí hemos vivido desde las buenas y malas, rachas que se deben de vivir, tengo tres hijos, ocho nietos, con este negocio pude darles estudio, tengo desde licenciados hasta ingenieros, yo empecé vendiendo huaraches, así empecé en la Talabartería, hacía botas, y lo sé hacer todavía, se cortar peles, puedo hacer las bases de las tamboras, sabemos trabajar la piel, se acabó ese giro de la huarachería, después me cambié de giro, cuando los mangos costaban a dos pesos el kilo, dábamos 20 naranjas por un peso, cuando la cerveza costaba en 50 centavos”.

El mercado fue inaugurado en 1901 con el nombre de Baca Ortiz, posteriormente en 1950 se le cambió el nombre a José Ramón Valdés. / Foto: Sofy Ramírez | El Sol de La Laguna

Con el buen ánimo de salir todos los días a salir adelante a sus casi 80 años, Agustín reconoce que no tiene caso estarse lamentando lo malo que ocurre en la vida, la mejor forma es afrontar todo lo que depara la vida.

La clave para ser exitoso en el comercio radica en tratar bien a toda su clientela, en su local, comercializa granos, chile seco, materias primas, frutas, especias entre cosas más.

Gómez Palacio, Durango (OEM).- En la frutería Medrano fundada en 1950, don Agustín Medrano Aguilera de 78 años de edad, quien llegó con sus padres a los 7 años, ha sido testigo de la transformación de este importante sitio de abasto y comida para personas que convergen en la zona rural y urbana de Gómez Palacio, Agustín fue curador de pieles para elaborar huaraches y desde pequeño le gustó el comercio y el trato con la gente.

Don Agustín Medrano recuerda que cuando él llegó al Mercado a ayudar a sus padres en la década de los años 50’s aún recuerda lo que a él le contaron sobre aquel feroz incendio registrado en 1947, de ahí a la fecha este sitio emblemático se ha venido transformando conforme avanzan los años.

Tenía yo siete años cuando llegué con mis papás, primeramente esto ya está todo renovado, el mercado ha sido modificado, si estuviéramos como más antes no cabríamos, eran locales chicos, de los locatarios de antaño ya solamente quedamos como unos siete u ocho, yo tengo 78 años, los acabo de cumplir en el mes de mayo, la descendencia de nosotros es francesa, de mi abuela, mexicana con un francés, mis padres se llamaban María de la Luz Aguilera Puentes y mi padre Agustín Medrano Camacho, mi papá fue revolucionario y eso me da mucho orgullo”.

“Aquí hemos vivido desde las buenas y malas, rachas que se deben de vivir, tengo tres hijos, ocho nietos, con este negocio pude darles estudio, tengo desde licenciados hasta ingenieros, yo empecé vendiendo huaraches, así empecé en la Talabartería, hacía botas, y lo sé hacer todavía, se cortar peles, puedo hacer las bases de las tamboras, sabemos trabajar la piel, se acabó ese giro de la huarachería, después me cambié de giro, cuando los mangos costaban a dos pesos el kilo, dábamos 20 naranjas por un peso, cuando la cerveza costaba en 50 centavos”.

El mercado fue inaugurado en 1901 con el nombre de Baca Ortiz, posteriormente en 1950 se le cambió el nombre a José Ramón Valdés. / Foto: Sofy Ramírez | El Sol de La Laguna

Con el buen ánimo de salir todos los días a salir adelante a sus casi 80 años, Agustín reconoce que no tiene caso estarse lamentando lo malo que ocurre en la vida, la mejor forma es afrontar todo lo que depara la vida.

La clave para ser exitoso en el comercio radica en tratar bien a toda su clientela, en su local, comercializa granos, chile seco, materias primas, frutas, especias entre cosas más.

Policiaca

Reportan muerte de mujer en La Dalia de Torreón

Autoridades resguardan la “escena del crimen”

Local

Cerramos con letras de oro los 100 años de “La Narro”: Manolo

Acude a sesión solemne del Congreso donde se inscribieron con letras doradas en el muro de honor el nombre de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro

Futbol

Resucita Santos de la mano de su goleador

Los Guerreros hilvanan su segundo triunfo y cortan racha de Gallos Blancos

Policiaca

Google capta “Huachicoleo” en Gómez Palacio (FOTOS)

Se logra observar como llenan el tanque de un tráiler con varios bidones

Gossip

Carlos Rivera festejará a las mamás de Torreón

Presentará su Tour a Todas Partes en la Plaza Mayor el 10 de mayo

Policiaca

Niño sube a azotea y amenaza con lanzarse en Torreón

Tiene tan solo 10 años y sufre problemas psicológicos