/ jueves 16 de noviembre de 2023

Grutas del Sol: la historia del olvidado salón de fiestas en Torreón

"Las Grutas del Sol" fueron propiedad de Salvador Magallanes, cariñosamente llamado Don Chava

En el corazón de Torreón, específicamente en la intersección de las calles Abasolo y Gregorio A. García, se alza una placa que proclama la existencia de las "Grutas del Sol". Este enigma atrajo la atención de Angel Hermida, un miembro del grupo de Facebook "Torreón y La Laguna ¡Vive la Historia!", quien compartió su curiosidad sobre el significado de esta inscripción.

Rápidamente, la comunidad lagunera respondió a la pregunta de Hermida, revelando que la referencia a las "Grutas del Sol" remonta a la época dorada de un lugar emblemático: "El Chava Club". Este establecimiento, ubicado en esa esquina, albergaba en su sótano un salón de fiestas muy renombrado en la década de los setenta, conocido como "Las Grutas del Sol". La propiedad de este singular espacio pertenecía a Salvador Magallanes, cariñosamente llamado Don Chava.

Lo distintivo de este salón de fiestas residía en su ubicación subterránea, con paredes construidas en piedra, otorgándole la apariencia de una gruta, de ahí su nombre. La comunidad compartió vivencias y recuerdos entrañables de este lugar que, a lo largo de los años, acogió una variedad de eventos, desde posadas hasta bodas, aniversarios y bautismos.

Algunos testimonios audaces sugirieron que la historia de este espacio se remonta incluso a la época de la Revolución, cuando Pancho Villa lo utilizó como cuartel.

Esto puede confirmarse gracias a otra placa ubicada en la misma propiedad por la Abasolo, la cual fue colocada por la Sociedad de Estudios Históricos de La Laguna y el Dr. Terán Lira (cronista de la ciudad) al declarar a esta construcción como sitio histórico de la ciudad, mismo que fue parte de lo que fuera la toma de Torreón del 2 de abril de 1914.

Foto: José Vázquez | El Sol de La Laguna


Foto: José Vázquez | El Sol de La Laguna

Foto: José Vázquez | El Sol de La Laguna

Esta placa fue colocada en noviembre de 1995, con las firmas Gildardo Contreras, Manuel Terán Lira y Consuelo Esquivel.

A lo largo del tiempo, el edificio ha experimentado diversas transformaciones, albergando distintos negocios y, en algunos periodos, quedando en completo abandono. Sin embargo, la placa que proclama la existencia de las "Grutas del Sol" persiste, sirviendo como testigo silencioso de una parte de la historia de La Laguna que se niega a desaparecer en el olvido.

En la encrucijada de calles, donde la cotidianidad actual se desarrolla, yace un recordatorio de un pasado vibrante y lleno de eventos que, gracias a la comunidad en línea, recobra vida. Las "Grutas del Sol" no solo fueron un salón de fiestas, sino un punto de encuentro que tejía memorias imborrables en la trama histórica de Torreón.

En el corazón de Torreón, específicamente en la intersección de las calles Abasolo y Gregorio A. García, se alza una placa que proclama la existencia de las "Grutas del Sol". Este enigma atrajo la atención de Angel Hermida, un miembro del grupo de Facebook "Torreón y La Laguna ¡Vive la Historia!", quien compartió su curiosidad sobre el significado de esta inscripción.

Rápidamente, la comunidad lagunera respondió a la pregunta de Hermida, revelando que la referencia a las "Grutas del Sol" remonta a la época dorada de un lugar emblemático: "El Chava Club". Este establecimiento, ubicado en esa esquina, albergaba en su sótano un salón de fiestas muy renombrado en la década de los setenta, conocido como "Las Grutas del Sol". La propiedad de este singular espacio pertenecía a Salvador Magallanes, cariñosamente llamado Don Chava.

Lo distintivo de este salón de fiestas residía en su ubicación subterránea, con paredes construidas en piedra, otorgándole la apariencia de una gruta, de ahí su nombre. La comunidad compartió vivencias y recuerdos entrañables de este lugar que, a lo largo de los años, acogió una variedad de eventos, desde posadas hasta bodas, aniversarios y bautismos.

Algunos testimonios audaces sugirieron que la historia de este espacio se remonta incluso a la época de la Revolución, cuando Pancho Villa lo utilizó como cuartel.

Esto puede confirmarse gracias a otra placa ubicada en la misma propiedad por la Abasolo, la cual fue colocada por la Sociedad de Estudios Históricos de La Laguna y el Dr. Terán Lira (cronista de la ciudad) al declarar a esta construcción como sitio histórico de la ciudad, mismo que fue parte de lo que fuera la toma de Torreón del 2 de abril de 1914.

Foto: José Vázquez | El Sol de La Laguna


Foto: José Vázquez | El Sol de La Laguna

Foto: José Vázquez | El Sol de La Laguna

Esta placa fue colocada en noviembre de 1995, con las firmas Gildardo Contreras, Manuel Terán Lira y Consuelo Esquivel.

A lo largo del tiempo, el edificio ha experimentado diversas transformaciones, albergando distintos negocios y, en algunos periodos, quedando en completo abandono. Sin embargo, la placa que proclama la existencia de las "Grutas del Sol" persiste, sirviendo como testigo silencioso de una parte de la historia de La Laguna que se niega a desaparecer en el olvido.

En la encrucijada de calles, donde la cotidianidad actual se desarrolla, yace un recordatorio de un pasado vibrante y lleno de eventos que, gracias a la comunidad en línea, recobra vida. Las "Grutas del Sol" no solo fueron un salón de fiestas, sino un punto de encuentro que tejía memorias imborrables en la trama histórica de Torreón.

Local

Detona Manolo programa de material a bajo costo en Coahuila

Con este programa las familias de todo el estado podrán rehabilitar, ampliar o remodelar sus viviendas

Torreón

Construcción del Giro Independencia, casi al 14 por ciento

Si contratiempos, la ejecución de la obra avanza conforme a lo planeado

Gómez Palacio

Desciende natalidad en La Laguna 36% en los últimos diez años

En base al Observatorio de La Laguna por parte del Consejo Cívico de las Instituciones

Gossip

Tropicalísimo Apache y Chicos de Barrio lamentan muerte de Susana Ortiz

Susy Ortiz perdió la vida este domingo a los 49 años de edad

Policiaca

Hay nuevas pistas de la lagunera Sugey; su madre recorre Culiacán

“No descansaré hasta dar contigo. Te amo”: Alma Hernández