/ viernes 22 de diciembre de 2023

Cenas navideñas, del recetario familiar para compartir con los demás

Melissa Torres Bernal tomó las tradicionales recetas de su abuela para salir de apuros

Ofrecer cenas navideñas ante la dificultad de muchas familias de prepararlas por falta de habilidades culinarias o sobre todo por cuestiones laborales, es un alternativa que han tomado muchas emprendedoras de la comarca Lagunera en los último años y es un servicio de mucha utilidad para los clientes y para quienes las venden.

En Bizcocho Bike, que es un negocio familiar, se ofrecen cenas con menús tradicionales y se han adaptado a las necesidades de salud, gusto y consumo de los clientes, el negocio hermano que ofrece la preparación y entrega a domicilio de alimentos de manera diaria. Nació a raíz de la necesidad de su fundadora que tenía la intención de que hubiera una estrategia de mercado o nicho de negocio donde alimentarse de manera saludable, implicara no solo el tema de estar a dieta sino de que el costo fuera más accesible. Se cuida el tema de la preparación, no usar cualquier aceite, no exceder en el consumo de sales azúcares carbohidratos y de cosas que al organismo no le hacen bien.

Melissa Torres Bernal es una empresaria y ciclista lagunera que tuvo esa visión y también al ver la necesidad que tienen otras personas de poder cuidar lo que comen y que además no tienen el tiempo de cocinar. Se ha dado a la tarea de prepararse para ofrecer un bien servicio, estudio nutrición y ha tenido que especializarse en varios rubros.

Empecé en la cocina de casa de mis papás y solo tenía una clienta que fue la confió en mí y decía necesito 7 clientes para que mi negocio pueda prosperar; a la semana tenía 15, al mes 50 y a los 6 meses me vi en la necesidad de buscar un local para mi negocio y abrimos la primer sucursal”, comentó.

Aquí es donde empieza la aventura de las cenas navideñas; en diciembre de 2013, Melissa ya tenía el apoyo de aproximadamente 6 empleados, sin embargo, se encontraba muy preocupada de cómo cubrir el pago de sus prestaciones de fin de año porque no quería dejar de hacerlo y diciembre es un mes en el que muchas personas abandonan su dieta.

Ese primer año se dio cuenta de la dificultad que tenía para pagar los aguinaldos ante la baja de clientes por la temporada y de ahí surgió la idea de preparar cenas de Navidad para aquellas personas que trabajan y no tienen tiempo, no les gusta o que simplemente no saben cocinar.

Considera que además es un apoyo muy importante para todas esas personas que necesitaban el servicio y para ella fue fundamental para poder generar ingresos extras que dieran la oportunidad de pagar a los empleados sus aguinaldos.

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

Desde el inicio pensó en que las cenas se prepararan de manera tradicional y no tanto en el mismo giro tan saludable como lo hacía en Zanahoria, por lo que Melissa tomó las recetas y el toque especial de la familia y sobre todo de su abuela, para poder planear y preparar los menús de cenas tradicionales, caseras y deliciosas como en cualquier hogar mexicano.

Todos los elementos que yo tenía de la historia de mi familia, de mi abuela y de las cenas tan increíbles que disfruté durante años con mis tíos, primos, con mis papás mis abuelos, donde era todo un festín, todo decidí trasladarlo a nuestro negocio y ofrecerlo a nuestros clientes”.

En esa ocasión vendieron alrededor de 8 piernas mechadas con sus respectivas guarniciones como Melissa y sus hijos fueron esa tarde a servir y entregar cenas a hospitales, niños en situación de calle, a empacadores de algunas tiendas y además de poder lograr el objetivo de vender más en esa temporada, pudieron compartir algo de lo que hacían.

“Estuvo muy bonito porque pudimos sacar adelante la Navidad al 100 y de ahí se volvió una tradición; al año siguiente esas 7 cenas se volvieron 30 y cada vez fuimos superando la cantidad. El año pasado fueron más de 50 y en este 2023 ya tenemos programadas más de 70 entregas”, recuerda.

Ya la estructura es muy diferente, hay mejor planeación para la preparación y entrega, el número de trabajadores ha crecido demasiado y cuentan con varias sucursales en Torreón y Gómez Palacio, así como con el Restaurante - Café Bizcocho Bike, en donde se lleva a cabo la preparación de los exquisitos platillos navideños.

El menú también ha crecido considerablemente, la variedad es diversa y se cuenta con servicio hasta por paquetes para parejas o familias pequeñas de 4 a 6 personas, hasta los grandes banquetes que solicitan grandes familias extensas que pueden ir de las 10 hasta las 20 personas más.

Se cuenta con el tradicional pavo, la pierna, pero también algunas opciones diferentes como salmón, lasaña y pastel de carne; incluyen las guarniciones como son espagueti, ensalada, puré de papa, gravy, ensalada de manzana, ravioles y el tradicional relleno. Los precios van desde los mil a los 3 mil 800 pesos, pero depende de los platillos principales y la cantidad que se pida.

“Estoy convencida de que nuestras cenas de Navidad aparte de ser deliciosas, tienen el toque de Zanahoria que es el calor de hogar, que todo está planificado para disfrutes tus alimentos como si fueran hechos en casa, siempre con calidad, recetas tradicionales y cuidando la salud de nuestros clientes”, dijo Melissa.

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

Incluso se pueden adaptar las cenas a petición del cliente, ya que uno de los principales objetivos de este negocio familiar es que se pueda mantener el cuidado de la salud con alimentos preparados de manera sana y sobre todo, que si el cliente necesita una variación en el menú por alguna prohibición médica o necesidad específica, se adapta totalmente a ello.

“Tenemos clientes que quizá puedan tener daño renal y podemos ofrecerles salmón, pavo, si tienen diabetes, si no pueden ingerir algún tipo de alimento o ingrediente, le hacemos una cena especial con los ingredientes que no alteren su estado de salud”.

A estas necesidades también se unió Bizcocho, por que es un restaurante que cuenta con una diversidad de platillos y que puedes encontrar opciones para comer de manera normal pero también en versiones más saludables o que sean amigables con los diferentes tipos de dietas; de la misma manera es que se han logrado adaptar las cenas navideñas para no perder el objetivo.

Yo le aposté tanto a este negocio en cuanto a tiempo sino vida, sé cómo es la cocina y me he dedicado a tener una disciplina muy particular, pero también de poder conocer a los clientes y ofrecerles lo que realmente necesitan. Yo convertí esto no solo en un hábito de vida, sino que mis hábitos mejoraron muchísimo más y la evolución que yo he tenido en mi cuerpo, en mi salud y en lo personal, han ido de la mano con el desarrollo de mi negocio”.

Considera que el éxito del negocio ha sido el amor a su trabajo y compartir los beneficios con muchas personas y en el caso de las cenas navideñas es como compartir también un poco de todos esos recuerdos, esas tradiciones, los sabores, la unión familiar y todo lo que en su familia vivieron durante tantas Nochebuenas sentados a la mesa compartiendo estos ricos platillos que ahora con mucho cariño preparan entre todos en la cocina de este restaurante y compartir la magia de las navidades de su familia, en esta temporada la ha llevado a tener un gran éxito con las cenas y ya cuenta con clientes que por 9 años consecutivos las piden y otros más que se van sumando por recomendación.

Ofrecer cenas navideñas ante la dificultad de muchas familias de prepararlas por falta de habilidades culinarias o sobre todo por cuestiones laborales, es un alternativa que han tomado muchas emprendedoras de la comarca Lagunera en los último años y es un servicio de mucha utilidad para los clientes y para quienes las venden.

En Bizcocho Bike, que es un negocio familiar, se ofrecen cenas con menús tradicionales y se han adaptado a las necesidades de salud, gusto y consumo de los clientes, el negocio hermano que ofrece la preparación y entrega a domicilio de alimentos de manera diaria. Nació a raíz de la necesidad de su fundadora que tenía la intención de que hubiera una estrategia de mercado o nicho de negocio donde alimentarse de manera saludable, implicara no solo el tema de estar a dieta sino de que el costo fuera más accesible. Se cuida el tema de la preparación, no usar cualquier aceite, no exceder en el consumo de sales azúcares carbohidratos y de cosas que al organismo no le hacen bien.

Melissa Torres Bernal es una empresaria y ciclista lagunera que tuvo esa visión y también al ver la necesidad que tienen otras personas de poder cuidar lo que comen y que además no tienen el tiempo de cocinar. Se ha dado a la tarea de prepararse para ofrecer un bien servicio, estudio nutrición y ha tenido que especializarse en varios rubros.

Empecé en la cocina de casa de mis papás y solo tenía una clienta que fue la confió en mí y decía necesito 7 clientes para que mi negocio pueda prosperar; a la semana tenía 15, al mes 50 y a los 6 meses me vi en la necesidad de buscar un local para mi negocio y abrimos la primer sucursal”, comentó.

Aquí es donde empieza la aventura de las cenas navideñas; en diciembre de 2013, Melissa ya tenía el apoyo de aproximadamente 6 empleados, sin embargo, se encontraba muy preocupada de cómo cubrir el pago de sus prestaciones de fin de año porque no quería dejar de hacerlo y diciembre es un mes en el que muchas personas abandonan su dieta.

Ese primer año se dio cuenta de la dificultad que tenía para pagar los aguinaldos ante la baja de clientes por la temporada y de ahí surgió la idea de preparar cenas de Navidad para aquellas personas que trabajan y no tienen tiempo, no les gusta o que simplemente no saben cocinar.

Considera que además es un apoyo muy importante para todas esas personas que necesitaban el servicio y para ella fue fundamental para poder generar ingresos extras que dieran la oportunidad de pagar a los empleados sus aguinaldos.

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

Desde el inicio pensó en que las cenas se prepararan de manera tradicional y no tanto en el mismo giro tan saludable como lo hacía en Zanahoria, por lo que Melissa tomó las recetas y el toque especial de la familia y sobre todo de su abuela, para poder planear y preparar los menús de cenas tradicionales, caseras y deliciosas como en cualquier hogar mexicano.

Todos los elementos que yo tenía de la historia de mi familia, de mi abuela y de las cenas tan increíbles que disfruté durante años con mis tíos, primos, con mis papás mis abuelos, donde era todo un festín, todo decidí trasladarlo a nuestro negocio y ofrecerlo a nuestros clientes”.

En esa ocasión vendieron alrededor de 8 piernas mechadas con sus respectivas guarniciones como Melissa y sus hijos fueron esa tarde a servir y entregar cenas a hospitales, niños en situación de calle, a empacadores de algunas tiendas y además de poder lograr el objetivo de vender más en esa temporada, pudieron compartir algo de lo que hacían.

“Estuvo muy bonito porque pudimos sacar adelante la Navidad al 100 y de ahí se volvió una tradición; al año siguiente esas 7 cenas se volvieron 30 y cada vez fuimos superando la cantidad. El año pasado fueron más de 50 y en este 2023 ya tenemos programadas más de 70 entregas”, recuerda.

Ya la estructura es muy diferente, hay mejor planeación para la preparación y entrega, el número de trabajadores ha crecido demasiado y cuentan con varias sucursales en Torreón y Gómez Palacio, así como con el Restaurante - Café Bizcocho Bike, en donde se lleva a cabo la preparación de los exquisitos platillos navideños.

El menú también ha crecido considerablemente, la variedad es diversa y se cuenta con servicio hasta por paquetes para parejas o familias pequeñas de 4 a 6 personas, hasta los grandes banquetes que solicitan grandes familias extensas que pueden ir de las 10 hasta las 20 personas más.

Se cuenta con el tradicional pavo, la pierna, pero también algunas opciones diferentes como salmón, lasaña y pastel de carne; incluyen las guarniciones como son espagueti, ensalada, puré de papa, gravy, ensalada de manzana, ravioles y el tradicional relleno. Los precios van desde los mil a los 3 mil 800 pesos, pero depende de los platillos principales y la cantidad que se pida.

“Estoy convencida de que nuestras cenas de Navidad aparte de ser deliciosas, tienen el toque de Zanahoria que es el calor de hogar, que todo está planificado para disfrutes tus alimentos como si fueran hechos en casa, siempre con calidad, recetas tradicionales y cuidando la salud de nuestros clientes”, dijo Melissa.

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

Foto: Roberto Rodríguez Hernández | El Sol de La Laguna

Incluso se pueden adaptar las cenas a petición del cliente, ya que uno de los principales objetivos de este negocio familiar es que se pueda mantener el cuidado de la salud con alimentos preparados de manera sana y sobre todo, que si el cliente necesita una variación en el menú por alguna prohibición médica o necesidad específica, se adapta totalmente a ello.

“Tenemos clientes que quizá puedan tener daño renal y podemos ofrecerles salmón, pavo, si tienen diabetes, si no pueden ingerir algún tipo de alimento o ingrediente, le hacemos una cena especial con los ingredientes que no alteren su estado de salud”.

A estas necesidades también se unió Bizcocho, por que es un restaurante que cuenta con una diversidad de platillos y que puedes encontrar opciones para comer de manera normal pero también en versiones más saludables o que sean amigables con los diferentes tipos de dietas; de la misma manera es que se han logrado adaptar las cenas navideñas para no perder el objetivo.

Yo le aposté tanto a este negocio en cuanto a tiempo sino vida, sé cómo es la cocina y me he dedicado a tener una disciplina muy particular, pero también de poder conocer a los clientes y ofrecerles lo que realmente necesitan. Yo convertí esto no solo en un hábito de vida, sino que mis hábitos mejoraron muchísimo más y la evolución que yo he tenido en mi cuerpo, en mi salud y en lo personal, han ido de la mano con el desarrollo de mi negocio”.

Considera que el éxito del negocio ha sido el amor a su trabajo y compartir los beneficios con muchas personas y en el caso de las cenas navideñas es como compartir también un poco de todos esos recuerdos, esas tradiciones, los sabores, la unión familiar y todo lo que en su familia vivieron durante tantas Nochebuenas sentados a la mesa compartiendo estos ricos platillos que ahora con mucho cariño preparan entre todos en la cocina de este restaurante y compartir la magia de las navidades de su familia, en esta temporada la ha llevado a tener un gran éxito con las cenas y ya cuenta con clientes que por 9 años consecutivos las piden y otros más que se van sumando por recomendación.

Local

Ciudades de Coahuila, de las más seguras: Manolo

Reconoce Manolo indicadores de seguridad dados a conocer por el INEGI en la encuesta ENSU

Policiaca

Única sobreviviente de explosión en Torreón es dada de alta

El trágico hecho ocurrió el pasado 2 de julio en el fraccionamiento San Luciano

Policiaca

Capturan en Coahuila a peligroso feminicida

Ángel Surizaday “N” fue detenido en Saltillo y trasladado a la ciudad de Durango

Policiaca

Muere un trabajador tras accidente laboral en Torreón

Las autoridades trabajan para esclarecer los hechos