/ lunes 11 de julio de 2022

Muestran VIDEO de hombre que robó un avión para suicidarse estrellándolo en una isla

Este incidente se registró en el 2018, pero hace unos días liberaron las imágenes que muestran como el hombre robó un avión para suicidarse

Richard Russell era un hombre de 29 años que trabajaba en el área de descarga de equipaje de un aeropuerto, un día él decidió robarse un avión para luego dar varias vueltas en el cielo, una hora después, él estrelló la unidad en una isla, el impacto ocasionó su muerte inmediata. Las autoridades señalaron que se trató de un suicidio, ya que actuó solo.

Esto ocurrió en una central de viajes ubicada en Seattle, en la ciudad de Washington, Estados Unidos. De acuerdo con los presentes, al inicio no notaron comportamientos extraños en el hoy occiso, por ese motivo no lo detuvieron cuando abordó el avión. Además, sus compañeros señalaron que él no tenía experiencia como piloto.

Te puede interesar: Madre de 23 años se hace viral por tener 34 hijos: ésta es su historia

Este incidente se registró en el 2018, no obstante, hace unos días liberaron las imágenes capturadas por las cámaras de seguridad que muestran cronológicamente como ocurrieron los hechos. En ellas se ve el momento en el que llega Richard a su empleo, hasta cuando hace varios movimientos extraños en las alturas.

¿CÓMO ROBÓ RUSSELL EL AVIÓN?

El 10 de agosto del 2018 a las 14:36 hrs, Russell se apareció en el aeropuerto, mostró su identificación que lo acreditaba como miembro de la compañía, de esta forma es que pudo ingresar a las instalaciones, no sin antes colocar su mochila en el escáner de seguridad.

Cinco horas después, cerca de las 19:00 hrs, las cámaras de vigilancia lo captaron en la pista de aterrizaje mientras manejaba un vehículo de carga con el que estaba moviendo un avión de hélices, en dirección a la zona de despegue.

Cuando la unidad de vuelo cambió de lugar, integrantes del control de tráfico aéreo intentaron contactarla, pero sin tener respuesta. Por otro lado, mientras Russel caminaba hacia la entrada del avión, se topó con algunos de sus compañeros quienes no prestaron atención a sus acciones.

En cuanto ingresó a la aeronave Q400 Turboprop, cerró la puerta, despegó y dijo a través de un radio a la torre de control: “Va a ser una locura”. A los pocos segundos, comenzó a realizar distintas maniobras en el aire, que quedaron captadas por muchas personas que vivían cerca de ese lugar.

Fue en ese momento que las autoridades del aeropuerto intentaron convencerlo para que regresara a la pista, aunque Russel solo les respondía con chistes y bromas: “Oigan, ¿creen que, si aterrizo con éxito esta cosa, Alaska me daría un trabajo como piloto?”, exclamó.

IGNORÓ LAS INDICACIONES DE LA TORRE DE CONTROL

Los controladores aéreos le dieron indicaciones para que se detuviera: “Hay una pista justo a su lado derecho en aproximadamente una milla, ¿la ve?”.

Pero él los seguía ignorando: “Oh, esos tipos tratarán de darme una paliza si trato de aterrizar allí, creo que podría estropear algo allí también, no me gustaría hacer eso”, indicó Russell.

Aunque los funcionarios buscaron la forma de calmarlo, él les comentó que tenía problemas muy graves de dinero, y a pesar de todo, ya estaba listo para que lo metieran a prisión, así que ya no le importaba lo que tuvieran que decirle.

“Esto podría llevarme a la cárcel de por vida, espero que sea ideal para un tipo como yo”, mencionó Russel, y luego de estar volando por varios minutos aseguró que la gasolina estaba por terminarse: “Pero dios mío, necesito dejar de mirar el combustible porque se está acabando rápido”.

Al no obtener una respuesta satisfactoria, enviaron dos aviones de combate F-15 para interceptarlo. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano, pues una hora con 13 minutos después, Russell estrelló la unidad en una isla, perdiendo la vida en ese instante.

Nota publicada originalmente en: El Sol de Puebla

Richard Russell era un hombre de 29 años que trabajaba en el área de descarga de equipaje de un aeropuerto, un día él decidió robarse un avión para luego dar varias vueltas en el cielo, una hora después, él estrelló la unidad en una isla, el impacto ocasionó su muerte inmediata. Las autoridades señalaron que se trató de un suicidio, ya que actuó solo.

Esto ocurrió en una central de viajes ubicada en Seattle, en la ciudad de Washington, Estados Unidos. De acuerdo con los presentes, al inicio no notaron comportamientos extraños en el hoy occiso, por ese motivo no lo detuvieron cuando abordó el avión. Además, sus compañeros señalaron que él no tenía experiencia como piloto.

Te puede interesar: Madre de 23 años se hace viral por tener 34 hijos: ésta es su historia

Este incidente se registró en el 2018, no obstante, hace unos días liberaron las imágenes capturadas por las cámaras de seguridad que muestran cronológicamente como ocurrieron los hechos. En ellas se ve el momento en el que llega Richard a su empleo, hasta cuando hace varios movimientos extraños en las alturas.

¿CÓMO ROBÓ RUSSELL EL AVIÓN?

El 10 de agosto del 2018 a las 14:36 hrs, Russell se apareció en el aeropuerto, mostró su identificación que lo acreditaba como miembro de la compañía, de esta forma es que pudo ingresar a las instalaciones, no sin antes colocar su mochila en el escáner de seguridad.

Cinco horas después, cerca de las 19:00 hrs, las cámaras de vigilancia lo captaron en la pista de aterrizaje mientras manejaba un vehículo de carga con el que estaba moviendo un avión de hélices, en dirección a la zona de despegue.

Cuando la unidad de vuelo cambió de lugar, integrantes del control de tráfico aéreo intentaron contactarla, pero sin tener respuesta. Por otro lado, mientras Russel caminaba hacia la entrada del avión, se topó con algunos de sus compañeros quienes no prestaron atención a sus acciones.

En cuanto ingresó a la aeronave Q400 Turboprop, cerró la puerta, despegó y dijo a través de un radio a la torre de control: “Va a ser una locura”. A los pocos segundos, comenzó a realizar distintas maniobras en el aire, que quedaron captadas por muchas personas que vivían cerca de ese lugar.

Fue en ese momento que las autoridades del aeropuerto intentaron convencerlo para que regresara a la pista, aunque Russel solo les respondía con chistes y bromas: “Oigan, ¿creen que, si aterrizo con éxito esta cosa, Alaska me daría un trabajo como piloto?”, exclamó.

IGNORÓ LAS INDICACIONES DE LA TORRE DE CONTROL

Los controladores aéreos le dieron indicaciones para que se detuviera: “Hay una pista justo a su lado derecho en aproximadamente una milla, ¿la ve?”.

Pero él los seguía ignorando: “Oh, esos tipos tratarán de darme una paliza si trato de aterrizar allí, creo que podría estropear algo allí también, no me gustaría hacer eso”, indicó Russell.

Aunque los funcionarios buscaron la forma de calmarlo, él les comentó que tenía problemas muy graves de dinero, y a pesar de todo, ya estaba listo para que lo metieran a prisión, así que ya no le importaba lo que tuvieran que decirle.

“Esto podría llevarme a la cárcel de por vida, espero que sea ideal para un tipo como yo”, mencionó Russel, y luego de estar volando por varios minutos aseguró que la gasolina estaba por terminarse: “Pero dios mío, necesito dejar de mirar el combustible porque se está acabando rápido”.

Al no obtener una respuesta satisfactoria, enviaron dos aviones de combate F-15 para interceptarlo. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano, pues una hora con 13 minutos después, Russell estrelló la unidad en una isla, perdiendo la vida en ese instante.

Nota publicada originalmente en: El Sol de Puebla

Local

Abogado denuncia atentado y señala a grupo Orlegi: "temo por mi vida"

El abogado está involucrado en un juicio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de Grupo Orlegi, por el supuesto despojo de sus tierras a un ejidatario local

Policiaca

¡Se agarraron a machetazos! Riña en Torreón deja a un herido

Los hechos ocurrieron cerca del Centro de Convenciones de Torreón

Doble Vía

El día que el “viento negro” oscureció a La Laguna en 1985

Así fue como Noticias narró el “viento negro” que azotó y oscureció a La Laguna hace casi 40 años